Azúcar refinada ¿alimento o veneno?

A la falta de dedicación y tiempo para seleccionar y preparar los alimentos, se suma el efecto negativo de la publicidad, a través de la cual se anuncian venenos como el azúcar blanca (procesada con huesos y blanqueada artificialmente) sin advertir al público de sus componentes. Todo lo contrario. Pero en cambio se señaló, persiguió y prohibió plantas como la stevia, bajo el pretexto de que no se había determinado si este dulce podría causarle daños a la salud. Esto resulta paradójico, cuando el azúcar se vende en todo los mercados aun sabiendo lo dañino que es.

A todos nos gustan las cosas de la vida cuando son dulces: el hogar, las palabras, la música, los sabores,  somos sin duda, adictos a todo esto. La dulzura es un regalo de Dios y al parecer siempre lo estamos buscando.
 La comida es el mejor ejemplo de esto y sabiendo que además de ser una necesidad, es un placer que todos disfrutamos, debemos estar lo suficientemente informados para hacerlo bien. Seguramente hemos leído y seguido muchos consejos nutricionales, nosotros no somos nutricionistas, sin embargo sabemos que una buena alimentación es aliado esencial para la buena práctica de yoga, la comida es el motor que mantiene el cuerpo y nos da la energía necesaria para nuestras prácticas y actividades diarias, debemos cuidar este vehículo, por eso exponemos una dulzura común que puede poner en peligro tu salud: el azúcar refinado.   La naturaleza tiene todas las respuestas, ella siempre nos ha proveído de dulces extraordinarios, como el de las frutas, la miel, la caña de azúcar, la stevia rebaudiana, una maravillosa planta nativa del Paraguay que los Incas guaraníes consumieron desde tiempo inmemorial, existe la fructuosa, glucosa, lactosa, presentes en frutas, miel y lácteos. Todo ello lleva un nombre, el azúcar blanco (o de mesa) tema de este artículo, lo encontramos nombradas de muchas maneras y en los alimentos procesados, las bebidas enbotelladas, suele aparecer como sacarosa, sobre ello: 
“…Sucrosa o sacarosa suya fórmula química es C12H22O11. Tiene doce átomos de carbono, veinte de hidrógeno y once de oxígeno y absolutamente nada más que ofrecer. El azúcar refinado no tiene vitaminas, no tiene minerales útiles, no tiene enzimas, no tiene microelementos, no tiene fibra, no tiene proteínas, no tiene grasas y no es de ningún beneficio en la alimentación humana.”
 
-  Crudivegana.org
 
Un exceso de consumo de azúcar blanco produce diabetes, obesidad y trombosis coronaria, entre otras cosas, nos decía William Dufty en su libro Sugar Blues, un libro publicado en 1974 donde exposo el peligro del azúcar en nuestro cuerpo y la sociedad, han pasado más de 30 años y aún desconocemos todos los peligros a los que exponemos a nuestros seres queridos y a nosotros cuando consumismos alimentos con azúcar refinada.
“El azúcar refinada es mortal para el ser humano porque proporciona sólo lo que los especialistas en nutrición describen como calorías vacías o desnudas. Además, el azúcar es peor que nada, porque drena y extrae las preciosas vitaminas y minerales del cuerpo por las demandas que su digestión, desintoxicación y metabolismo producen sobre todo el organismo.



Para nuestro cuerpo el equilibrio es tan esencial que tenemos muchas formas de contrarrestar el shock brusco de una gran ingestión de azúcar. Los minerales como el sodio (de la sal), potasio  magnesio (de las verduras) y calcio (de los huesos) son movilizados y usados en una transmutación química; se producen ácidos neutros que tratan de restablecer el factor de equilibrio ácido-alcalino de la sangre a un estado más normal.
 
Si se consume azúcar todos los días, se produce continuamente una condición excesivamente ácida en el cuerpo, y se necesitan cada vez más minerales de lo profundo del cuerpo para tratar de rectificar el desequilibrio. Finalmente, con objeto de proteger la sangre, el organismo extrae tanto calcio de los huesos y dientes, que éstos empiezan a cariarse sobreviniendo al final una debilidad general. A la larga, todo exceso de azúcar afecta a todos los órganos del cuerpo”
 Si bien hay muchos estudios y libros que pueden respaldar esta teorías, en la actualidad, nos enfrentamos al reto de informarnos por nuestra cuenta, ya que no es un secreto que las grandes empresas invierten dinero en publicidad que camufla la información y procedencia real de los productos embotellados, escuchamos frases como “Bebida con más porcentaje de fruta” o “tan natural como la fruta” y no es así, aunque los intentos porque se nos entregue información real de los componentes que contienen nuestra alimentación es ahora más palpable no deja de hacerse jugadas estratégicas para que la gente no se informe, por lo que ese resulta ser nuestro reto a cada momento, el libro Sugar Blues, puede ser un punto de partida para informarnos (al final recomendaremos otros textos que pueden ayudarte a documentarte sobre esta problemática y muchos otros que creemos normales en la sociedad) e ir cambiando nuestra perspectiva alimenticia y claro está la consulta con especialistas en esta área de la salud siempre será una buena combinación en nuestros cambios. Cambiar los hábitos no es nada fácil, más aún si se trata de algo que la sociedad nos ha impuesto como normal pero que en realidad no es tan normal (es más bien peligroso) sólo buscando fuentes fidedignas de información podremos llevarlos a cabo con éxito. El azúcar es una adicción que a largo plazo nos traerá muchos problemas de salud, te invitamos a endulzar la vida de otra manera, cuando dejes a un lado el veneno del ázucar blanca o sacarosa seguro descubrirás muchos alimentos y opciones dulces para tú día a día que no ponen en riesgo tú salud.  Libros recomendados: Mala Leche – Soledad BarrutiSugar Blues - William Dufty Fuentes: https://www.crudivegania.org/es/el-azucar-blanco-el-veneno-legal/ https://www.elblogalternativo.com/2009/12/07/sugar-blues-el-libro-de-william-dufty-que-cambia-nuestra-vision-de-la-alimentacion-en-pdf-en-espanol/




A la falta de dedicación y tiempo para seleccionar y preparar los alimentos, se suma el efecto negativo de la publicidad, a través de la cual se anuncian venenos como el azúcar blanca (procesada con huesos y blanqueada artificialmente) sin advertir al público de sus componentes. Todo lo contrario. Pero en cambio se señaló, persiguió y prohibió plantas como la stevia, bajo el pretexto de que no se había determinado si este dulce podría causarle daños a la salud. Esto resulta paradójico, cuando el azúcar se vende en todo los mercados aun sabiendo lo dañino que es.


Azúcar refinada ¿alimento o veneno?

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *