Consejos para volverse vegetariano sin morir en el intento

Cada persona decide por qué motivo cambia su estilo de alimentación y como lo hace, pero cada uno tenemos nuestro propio ritmo, y es normal que en algunos momentos nos sintamos desmotivados frente a la idea de cambiar nuestra dieta y se nos llene la cabeza de dudas y miedos frente al cambio, que nos impiden llegar a tomar una decisión más firme.

Cada persona decide por qué motivo cambia su estilo de alimentación y como lo hace, pero cada uno tenemos nuestro propio ritmo, y es normal que en algunos momentos nos sintamos desmotivados frente a la idea de cambiar nuestra dieta y se nos llene la cabeza de dudas y miedos frente al cambio, que nos impiden llegar a tomar una decisión más firme.

Algunos pasos que te pueden ayudar son:

  • Investiga: Busca información sobre el tema, visita páginas web, lee, explora, recopila información, ve las razones por las cuales una dieta vegetariana es una mejor opción, descubre los mitos que la rodean, habla con vegetarianos o veganos, pregúntales, comparte tus inquietudes. El conocimiento es poder.
  • Conoce: descubre que tipo de vegetariano quieres ser, explora tus intereses, visita restaurantes y casas de comida vegetariana o vegana y prueba los platos, descubre recetas de otros países, prueba el yoga, descubre cómo ayudar a los animales. Involucrarte de lleno hará la diferencia y hará más fácil el proceso.
    Cada persona decide por qué motivo cambia su estilo de alimentación y como lo hace, pero cada uno tenemos nuestro propio ritmo, y es normal que en algunos momentos nos sintamos desmotivados frente a la idea de cambiar nuestra dieta y se nos llene la cabeza de dudas y miedos frente al cambio, que nos impiden llegar a tomar una decisión más firme.
  • Inicia: Prueba los días sin carne sin duda serán un buen empujoncito, cuando ya estés listo puedes empezar reduciendo la ingesta de carne gradualmente, no necesitas ser radical y dejar de comer todo lo que te gusta de una vez, volverse vegetariano es una transición y cada persona necesita su tiempo para acostumbrarse al cambio, aumenta la cantidad de vegetales, granos, legumbres. comienza por partes, deja la carne, luego el pollo, el pescado, los embutidos y reemplázalos por productos vegetales, cuando te des cuenta te verás comiendo vegetariano. 
  • Experimenta: cocina, prueba recetas nuevas, se creativo, comprueba que la comida vegetariana no significa que tienes que morir de hambre como muchos creen, hay muchos platos deliciosos y mucha variedad que puedes disfrutar.
  • Balancea: No comas siempre lo mismo, combina los alimentos, prueba los diversos productos, lentejas, espinaca, garbanzos, quínoa, chía, frutos secos, frutas, arroz, etc. 
  • Despídete: Dile adiós a todos los derivados de la carne, como las sopas, los cubitos, gelatinas y otros productos, lee las etiquetas, te sorprenderás cuantos productos pueden tener estos ingredientes.
  • Disfruta: Haz de todo un juego, establece metas y celebra tus logros, ten paciencia, siéntete orgulloso de este proceso y disfruta de la experiencia.

“No hay nada que beneficie más la salud humana y aumente las posibilidades de supervivencia en la tierra como la evolución hacia una dieta vegetariana”
-Albert Einstem

Cada persona decide por qué motivo cambia su estilo de alimentación y como lo hace, pero cada uno tenemos nuestro propio ritmo, y es normal que en algunos momentos nos sintamos desmotivados frente a la idea de cambiar nuestra dieta y se nos llene la cabeza de dudas y miedos frente al cambio, que nos impiden llegar a tomar una decisión más firme.


Consejos para volverse vegetariano sin morir en el intento

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *