¿Por qué dejar de consumir productos lácteos?

El primer alimento con el que tenemos contacto al nacer es la leche, de ella recibimos alto contenido de vitaminas, es rica en nutrientes y anticuerpos que nuestro cuerpo necesita para desarrollarse adecuadamente. Por tal motivo hemos crecido con la idea de que la leche es imprescindible para nuestra salud. Como podemos evidenciar, al principio es fundamental, a medida que vamos creciendo y acercándonos a la adultez puede provocar muchos problemas digestivos, e incluso intolerancia y alergias, lo que puede ser muy perjudicial para nuestra salud.


El primer alimento con el que tenemos contacto al nacer es la leche, de ella recibimos alto contenido de vitaminas, es rica en nutrientes y anticuerpos que nuestro cuerpo necesita para desarrollarse adecuadamente. Por tal motivo hemos crecido con la idea de que la leche es imprescindible para nuestra salud. Como podemos evidenciar, al principio es fundamental, a medida que vamos creciendo y acercándonos a la adultez puede provocar muchos problemas digestivos, e incluso intolerancia y alergias, lo que puede ser muy perjudicial para nuestra salud.

QUÉ CAUSAN LOS LÁCTEOS EN NUESTRA SALUD

Según médicos, nutricionistas y expertos en medicina natural estos son algunos de los efectos que tiene en nuestro organismo consumir lácteos:

-Trastornos digestivos y dolor de estómago, esto se debe a que la caseína, la principal proteína de la leche forma grumos pegajosos que son difíciles de digerir.

-Dolores premenstruales, hinchazón e irritación.

-Alergias de varios tipos, esto debido a que los productos derivados de la leche tienen alto contenido de grasa y estas crean grandes cantidades de moco evitando que el aparato respiratorio funcione con normalidad.

-Según estudios realizados los países donde ha habido una alta cantidad de personas afectadas por cáncer de mama son lugares donde se consumen grandes cantidades de lácteos.

-Podemos presentar también síntomas de fatiga crónica, rinitis, sinusitis, neumonía entre otros, esto por que las proteínas de la leche se comportan como antígenos, es decir son agentes extraños frente a lo que nuestro sistema inmune reacciona produciendo anticuerpos como si se tratase de agentes infecciosos, por esto podemos decir que los lácteos y sus derivados bajan las defensas.

Cómo reducir el consumo de lácteos 

El primer alimento con el que tenemos contacto al nacer es la leche, de ella recibimos alto contenido de vitaminas, es rica en nutrientes y anticuerpos que nuestro cuerpo necesita para desarrollarse adecuadamente. Por tal motivo hemos crecido con la idea de que la leche es imprescindible para nuestra salud. Como podemos evidenciar, al principio es fundamental, a medida que vamos creciendo y acercándonos a la adultez puede provocar muchos problemas digestivos, e incluso intolerancia y alergias, lo que puede ser muy perjudicial para nuestra salud.

Para poder comprobar los beneficios de dejar el consumo de la leche, es importante que inicies dejando de consumir varios días a la semana e ir notando los cambios que se van produciendo en tu organismo, podrás experimentar aumento de energía e incluso bajar de peso.

Esta puede ser sustituida por leches vegetales tales como leche de avena, almendras, arroz, ajonjolí, coco, alpiste, entre otra gran cantidad de semillas que además de tener un sabor excelente son refrescantes, fáciles de preparar y nuestro organismo puede digerirlas con facilidad sin tener ningún tipo de efectos secundarios.

Comunícate con nosotros y te enseñaremos muchas formas de alimentarte nutritiva y saludablemente.
¿Por qué dejar de consumir productos lácteos?

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *