Yoga en Pareja


“Cuando aprenda a comprender al otro,entonces habré encontrado la fórmula para conocerme a mi mismo”

Las asanas en pareja son muy similares a las individuales, solo que con ayuda mutua se puede lograr profundizar en las posturas, e incluso llegar a unas más avanzadas que cuando se hacen sólo toma más tiempo alcanzar; esto por que el compañero además de ser apoyo, emite una fuerte dosis de motivación al cerebro.

El ser humano es sociable por naturaleza. El trabajo en equipo ha alcanzado innumerables logros que una sola persona no habría conseguido jamás. Aunque las personas muchas veces buscan momentos de soledad siempre terminan por recurrir a otros con quienes por alguna u otra razón tienen empatía.

El yoga no es la excepción, aunque es una práctica que busca ir hacia cada interior, realizarlo en pareja, además de ser motivante y una divertida forma de aprender, trae enormes beneficios.

Las asanas en pareja son muy similares a las individuales, solo que con ayuda mutua se puede lograr profundizar en las posturas, e incluso llegar a unas más avanzadas que cuando se hacen sólo toma más tiempo alcanzar; esto por que el compañero además de ser apoyo, emite una fuerte dosis de motivación al cerebro.

¿Cómo me ayuda practicar en pareja?

Las asanas en pareja son muy similares a las individuales, solo que con ayuda mutua se puede lograr profundizar en las posturas, e incluso llegar a unas más avanzadas que cuando se hacen sólo toma más tiempo alcanzar; esto por que el compañero además de ser apoyo, emite una fuerte dosis de motivación al cerebro.
Cuando está en tus manos la responsabilidad y el bienestar del otro aprendes a ser más cuidadoso, más abierto a dar y depositar confianza, a conocerlo a través de ti. Aprendes a demostrar tus sentimientos sin miedo, aumenta la comprensión y sensibilidad hacia ti y por lo tanto hacia los demás, y sobre todo aprendes a entender que vives en un mundo donde es de fundamental importancia salir del ensimismamiento en el que a veces se vive y darle mayor importancia a cómo puedes contribuir en el bienestar de los demás, de la misma manera que le das al propio.

Beneficios de la práctica en pareja

Las asanas en pareja son muy similares a las individuales, solo que con ayuda mutua se puede lograr profundizar en las posturas, e incluso llegar a unas más avanzadas que cuando se hacen sólo toma más tiempo alcanzar; esto por que el compañero además de ser apoyo, emite una fuerte dosis de motivación al cerebro.

1-Mejora la confianza, individual y hacia los demás:

Tanto física como mental. En esta rutina es común realizar posturas que te exigen entregarte completamente al otro, confiar en sus movimientos y en el apoyo que te brinda a cada paso.

2-Equilibrio físico y coordinación:

Yoga significa comunicación, por lo que en esta práctica aprendes a conectarte con el otro y entender sus necesidades solo con el contacto, sin tener la necesidad de hablar aprendes a entender que necesita y cómo puedo contribuir a su bienestar, esto implica un importante nivel de concentración, fortaleza física y mental para cuidar de mí y del otro.

3-Paciencia y compañerismo:

Cuando haces algo solo vas a tu propio ritmo, que es casi automático y que va al ritmo de la modalidad de cada uno, pero cuando hay alguien más de por medio tienes que ceder a tus hábitos para crear un nuevo ritmo en conjunto con el otro.

4-Conocer al otro:

En esta práctica los sentidos están atentos a lo que pasa cuando hay contacto con el otro, cada movimiento, cada acción, de esta manera se puede escuchar con la mirada, el tacto e incluso leer sus gestos y respiración, lo que siente y piensa el otro en ese momento para así reaccionar de inmediato y brindarle bienestar.

5-Aprendes a dar un buen trato:

Cómo no solo está en juego el bienestar del otro, si no también el propio, aprendes que lo que hagas o dejes de hacer en el otro te afecta directamente a ti, por este motivo las personas se vuelven más cuidadosas.


Las asanas en pareja son muy similares a las individuales, solo que con ayuda mutua se puede lograr profundizar en las posturas, e incluso llegar a unas más avanzadas que cuando se hacen sólo toma más tiempo alcanzar; esto por que el compañero además de ser apoyo, emite una fuerte dosis de motivación al cerebro.

Para terminar se puede resaltar que actualmente el ritmo de vida en este mundo moderno donde hay mayor contacto y conocimiento de los aparatos electrónicos que de las mismas personas que están cerca, el yoga en pareja invita a una pausa, para bajar la velocidad al ritmo acelerado que cada día es mayor y regalarte la oportunidad de observar en verdad las maravillosas personas que día a día comparten el mismo espacio contigo.


“La fuerza del espíritu, es la salud del cuerpo”.
Yoga en Pareja

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *