❂ Mandalas: Una meditación que te conecta con tu interior ❂

El término en sánscrito Mandala significa “círculo” y son una forma de diagramas geométricos constituidos por la imaginación, y representa mediante el equilibrio de los elementos visuales la unidad, la armonía y la infinitud del Universo.

⚛ El término en sánscrito Mandala significa “círculo” y son una forma de diagramas geométricos constituidos por la imaginación, y representa mediante el equilibrio de los elementos visuales la unidad, la armonía y la infinitud del Universo. ⚛

El diseño de las mandalas tiene como objetivo el cese del pensamiento y de la mente aspirando alcanzar un estado meditativo. Carl Jung, el psiquiatra que postuló la teoría del inconsciente colectivo; investigó durante muchos años sobre la simbología del mándala y se refiere a él como una representación arquetípica que representa la totalidad del alma humana expresada míticamente, es decir el fenómeno de la divinidad encarnada o hecha hombre.

¿Pero qué simboliza un Mandala? 

El mandala como símbolo se muestra transformador de la energía psíquica y permanece vivo y es una representación del anhelo de unidad de carácter universal, que permite entrar al individuo en un proceso de integración de todos los aspectos de su personalidad, así que mediante la construcción y coloreado se remite de forma inconsciente al contacto con dicha resonancia arquetípica.

Pintar mandalas es una de las múltiples técnicas de relajación orientales ༂

Esta actividad no requiere conocer una disciplina expresa ya que cada quien colorea según sus gustos estéticos e imaginativos. Al ser una expresión del alma, armoniza nuestro mundo interior con el exterior. Al despertar los sentidos, estimula la creatividad. Es un centro de energía que nos balancea, armoniza y purifica. Los mandalas nos ayudan a conocernos a nosotros mismos, conectándonos con nuestro niño interior, al activar nuestra grandeza, poder y sabiduría. 
Esta palabra tiene origen en india y comienza a partir de un eje central seguido de diversas formas simétricas que están dirigidas hacia los cuatro puntos cardinales. Realmente no existe algún patrón para realizar el dibujo ya que su diseño es libre. Se dice que la forma circular siempre ha estado en la historia de la humanidad y de hecho se han encontrado este tipo de formas bajo relieves dibujados en rocas con diseños muy parecidos en Europa, América del Norte, África, China, la India y Australia; entre sus fines también encontramos los espirituales y curativos ya que el diseño del mándala que está implícito en las formas de la naturaleza, tanto en el macrocosmos, como microcosmos, está igualmente grabado en nuestro inconsciente, y se percibe como un centro energético ayudando a generar un mayor equilibrio en la persona.

Los mandalas ayudan a meditar de forma activa 

El término en sánscrito Mandala significa “círculo” y son una forma de diagramas geométricos constituidos por la imaginación, y representa mediante el equilibrio de los elementos visuales la unidad, la armonía y la infinitud del Universo.Es una actividad relajante que ayuda a recuperar la calma interna y la tranquilidad, desarrollan la paciencia, despiertan los sentidos y la intuición, ayudan a la coordinación, la expresión y el desarrollo mental, potencian la concentración y el autocontrol, es una buena actividad para cualquiera que necesite un poco de calma, para quien quiera pasar un rato consigo mismo y divertirse creando, es recomendable para niños pequeños, ya que ayuda a coordinar y conoce la vista, la mano y los colores, también es útil para personas mayores ya que ayudan a mantener activa su mente y su concentración.

Pintar mandalas es una actividad que no requiere mucho esfuerzo ni conocimientos especiales, de la que se puede obtener grandes resultados, por esto es ideal para cualquier tipo de persona.


Cada color y forma tiene un significado que refleja el psiquismo oculto de quien lo realiza, aunque cada persona es única y su situación y personalidad refleja algo único, con un significado igualmente individual, las formas y colores se pueden analizar desde una perspectiva general, ya que en el común imaginario representan algo, te describimos algunas:

  • Circulo: seguridad en sí mismo, extensión, esencia del ser.
  • Triangulo: energía y transformación
  • Cuadrado: equilibrio, estabilidad
  • Cruz: implica cambios y se relaciona con nuestras decisiones
  • Estrella: positivismo, éxito
  • Espiral: flujo de energía
  • Corazón: unión, amor, amistad, felicidad
  • Mariposa: transformación y muerte
  • Pentágono: silueta del ser humano
  • Hexágono: equilibrio


🌈Ahora vamos a ver los colores, estos sí que son importantes ya que nos transmiten emociones y cambian nuestro estado de ánimo o representan y describen como nos sentimos:


  • Blanco: pureza, paz
  • Negro: misterio
  • Verde: naturaleza, esperanza, libertad
  • Azul: tranquilidad, satisfacción
  • Rojo: pasión y energía, alerta, tensión
  • Amarillo: simpatía, felicidad, vitalidad, el color del sol.
  • Naranja: sabiduría, energía y valor
  • Rosa: feminidad, delicadeza
  • Morado: amor hacia los demás
  • Plata: representación del femenino, la madre
  • Oro: representación de lo masculino, el padre


¿Cómo pintar mandalas?

✔ El primer paso es buscar un sitio tranquilo donde poder relajarse. Se puede poner música de fondo o dejar el ambiente en silencio. Es importante sentarse de forma cómoda, así como tener todo lo necesario a la mano, para poder concentrarse en el mandala una vez empiece el trabajo.

La imagen escogida será aquella que inspire algo en ese mismo momento, al igual que los materiales para pintar, pueden ser lápices, acuarelas o rotuladores, según como te sientas ese día y qué te apetezca realmente pintar.

También es recomendable respirar de una forma profunda, rítmica y controlada para ayudar a alcanzar la relajación cuando se empiece a trabajar. Cuando ya está todo listo para empezar, es el momento de plantearse de qué forma se debe pintar.  

Hay dos técnicas principales:

  • La primera es pintar el mandala desde afuera hacia dentro significa que la persona quiere “buscar su centro”, contactarse con la esencia de su subconsciente. 

  • La segunda consiste en pintar el mandala desde adentro hacia fuera indica un ánimo de exteriorizar las emociones, de sacar lo que se lleva dentro. Una vez se empiece a pintar según el método elegido, hay que dejar que sea la intuición la que guíe el trabajo. Por ejemplo, el estado de ánimo indicará los colores a utilizar.

El término en sánscrito Mandala significa “círculo” y son una forma de diagramas geométricos constituidos por la imaginación, y representa mediante el equilibrio de los elementos visuales la unidad, la armonía y la infinitud del Universo.



¿Que tal te fue pintando tu mandala?

Déjanos un mensaje en nuestra línea de Whatsapp - CLICK AQUÍ 



❂ Mandalas: Una meditación que te conecta con tu interior ❂

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *