TADASANA: LA POSTURA DE LA MONTAÑA


Tadasana es generalmente la posición de partida para todas las posturas de pie. Pero también es útil practicar esta postura sola. Permanece en esta posición de yoga de 30 segundos a 1 minuto, respirando con facilidad.

Es la postura de inicio y finalización de todas las posturas de pie. Es la posición de pie natural del cuerpo y permite un flujo uniforme y constante de respiración que mantiene la concentración de la mente, con las piernas bien colocadas, sustentando el peso del cuerpo, con una elegante disposición erguida de la columna y con los hombros y la cabeza relajados y alineados, se minimiza el estrés mecánico que recae sobre las articulaciones y se optimiza el esfuerzo muscular necesario para sostener el cuerpo. Practicar el estar de pie activamente y de forma estable fomenta no solamente nuestro bienestar físico, sino también una actitud ante la vida que se refleja incluso en nuestro estado de ánimo básico.

BENEFICIOS DE LA POSTURA DE LA MONTAÑA O TADASANA

  • Evita deformaciones, perfeccionando tu postura
  • Fortalece los muslos, las rodillas y los tobillo
  • Alivia el dolor de espalda
  • Alivia la ciática
  • Reduce los pies planos
  • Mejora la flexibilidad de la columna vertebral

CONTRAINDICACIONES Y PRECAUCIONES

Debido a los efectos de esta postura de yoga, la práctica prolongada de Tadasana y sus variantes de pie debe hacerse con precaución por aquellos que sufren de dolores de cabeza, insomnio, o presión arterial baja.

PASO A PASO PARA HACER LA POSTURA DE LA MONTAÑA O TADASANA

Tadasana es generalmente la posición de partida para todas las posturas de pie. Pero también es útil practicar esta postura sola. Permanece en esta posición de yoga de 30 segundos a 1 minuto, respirando con facilidad.
  • De pie, con las bases de los dedos gordos tocando el suelo y los talones ligeramente separados.
  • Levanta todos los dedos de los pies y deja que se abran como un abanico, y a continuación ponlos nuevamente en el piso, creando una base sólida. Puedes separar los talones ligeramente si tus tobillos están incómodos juntos.
  • Asegúrate de que tu peso está bien distribuido en las cuatro esquinas de tus pies.
  • Contrae los músculos de los muslos y levanta los cuádriceps. Levanta la parte interna de los tobillos para fortalecer los arcos interiores, e imagínate una línea de energía que recorre todo el camino a lo largo de los muslos y desde allí a través de tu torso hasta el cuello y saliendo finalmente por la cabeza. Gira los muslos ligeramente hacia el interior. Alarga el cóccix hacia el piso y levanta el pubis hacia el ombligo.
  • Presiona los omóplatos en la espalda, relaja los hombros. Sin empujar la parte baja de las costillas delanteras hacia adelante, levantar la parte superior del esternón en línea recta hacia el techo. Amplía tus clavículas. Deja colgar los brazos al lado del torso.
  • Balance de la corona de su cabeza directamente sobre el centro de la pelvis, con la parte inferior de la barbilla paralela al piso, la garganta suave y la lengua ancha y plana en el piso de la boca. Suaviza tus ojos.

Tadasana es generalmente la posición de partida para todas las posturas de pie. Pero también es útil practicar esta postura sola. Permanece en esta posición de yoga de 30 segundos a 1 minuto, respirando con facilidad.

"Una práctica tan sencilla como permanecer de pie con el cuerpo bien alineado mejora tu postura y te llena de energía. Gana armonía desde la base."
TADASANA: LA POSTURA DE LA MONTAÑA

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *