La ciencia del yoga: el camino de la liberación - segunda parte

Abramos los ojos al verdadero camino del YOGA, ūüôŹ a la ciencia de la unidad y del equilibrio, a la filosof√≠a que nos re√ļne con nuestra verdadera esencia.


Debemos comprender y ayudar a que los dem√°s comprendan que el yoga tiene una profundidad mucho mayor a la que normalmente se le ha asignado.


Si dirigimos nuestra mirada contempladora y nos abrimos a las posibilidades infinitas que ofrece esta antigua ciencia trascendental podremos darnos cuenta de que la vida es mucho m√°s sencilla de lo que hemos considerado; podemos empezar a comprender nuestro sufrimiento con otros ojos, a ver el mundo del nacimiento y la muerte m√°s como un observador que como una v√≠ctima fatal del despiadado tiempo. 

Uno de los conocimientos que comparten las antiguas filosofías de Oriente es que estamos condicionados a un círculo de constantes nacimientos, vidas y muertes, a esto se le llama el Samsara. En nuestra cultura occidental no comprendemos tales cambios, por eso se manifiesta un apego fuerte al cuerpo y a todo lo material. En el Bhagavad Gita, uno de los textos más importantes de la filosofía védica dice:



As√≠ como en este cuerpo el alma corporificada continuamente pasa de la ni√Īez a la juventud y luego a la vejez, 
en forma similar, el alma pasa a otro cuerpo en el momento de la muerte. A la persona sensata no la confunde ese cambio. (Bg. 2.13)



Nuestro entendimiento es muy limitado, y nos afligimos diariamente por el cuerpo y por complacerlo, sin poder ver que, as√≠ como todos los d√≠as cambiamos de ropa, el alma tambi√©n cambia de cuerpos. Necesitamos comprender que este cuerpo es temporal, es decir, le pertenece al tiempo, por eso envejece, se enferma y muere. Cuando alcanzamos tal conocimiento que trasciende a lo material y por ende a las leyes de la naturaleza, las aflicciones desaparecen y entonces emprendemos una b√ļsqueda para liberarnos de estos nacimientos, del sufrimiento. La √ļnica forma de lograrlo es a trav√©s de la ciencia suprema, buscando la uni√≥n con la superalma, con el controlador supremo; con Dios.


Es momento de emprender el camino adecuado a nuestra naturaleza espiritual

Nuestros agitados tiempos, en los que predominan los problemas psiqui√°tricos, psicol√≥gicos y f√≠sicos, son los que m√°s necesitan los favores que puede ofrecer este valioso conocimiento. Todos los d√≠as nos vemos agobiados por un sin n√ļmero de afecciones a las que ni siquiera los m√°s brillantes m√©dicos pueden encontrarle significado; esto sucede debido a que estamos desconectados. Es imposible que un reproductor DVD funcione adecuadamente a menos de que todos sus cables est√©n insertados en el lugar adecuado; as√≠ mismo, nosotros necesitamos que todas nuestras fuentes energ√©ticas est√©n conectadas adecuadamente, que nuestros tres cuerpos (sutil, f√≠sico y espiritual) fluyan y se coordinen de forma coherente para alcanzar la paz y esto se puede alcanzar a trav√©s de la pr√°ctica consciente del yoga.

En este sentido, es importante que se reivindique la concepción que se tiene del yoga, que se comprenda que es una ciencia de la unidad, del equilibrio y de la liberación, que es un camino que se abre para llevarnos a encontrar las puertas de la felicidad, de la vida consciente, amorosa y respetuosa de las demás vidas. El yoga puede ser el camino de liberación que muchos, por tanto tiempo, han estado buscando, en él puede hallarse la verdadera salud de todos los componentes del ser humano y, por ende, del ser humano como una unidad.
Abramos los ojos al verdadero camino del yoga, a la ciencia de la unidad y del equilibrio, a la filosof√≠a que nos re√ļne con nuestra verdadera esencia y que nos permite ser sinceramente. Despu√©s de todo, no podemos negar que esa es la verdadera raz√≥n de la existencia y la √ļnica forma de ser feliz.



¡Cu√©ntanos qu√© te ha parecido este art√≠culo! 


D√©janos un mensaje en nuestra l√≠nea de Whatsapp 





Y síguenos en nuestras redes sociales como: @govindasyogamedellin
La ciencia del yoga: el camino de la liberación - segunda parte

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *