Diente de León: El diamante en bruto de nuestros campos. Recomendaciones para saber cómo usarlo

El DIENTE DE LEÓN tiene diversas propiedades medicinales, uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces para ensaladas o en zumos, con un alto efecto diurético 🌱

Todos recordamos aquellos felices días de nuestra infancia en los que nos sentábamos bajo el sol a soplar los copos de semillas voladoras de los dientes de león. 

Sin darnos cuenta, estábamos ayudando a que se esparciera por todo el campo aquella planta que muchos campesinos conocen como: “la mala hierba”. Generalmente, los pequeños y grandes agricultores la reconocen como una de las denominadas “malezas”, que son básicamente plantas inservibles que crecen entre los cultivos robándole los nutrientes a las “plantas buenas”, a aquellas que cultivamos para comer y para sanarnos. Lo paradójico es que muchas de esas “malezas” o “hierbas malas” son plantas que han sido reconocidas, desde muchos años atrás, por sus potentes propiedades medicinales. El Diente de León hace parte de ese grupo de hierbas buenas que carecen de identidad.

El DIENTE DE LEÓN tiene diversas propiedades medicinales, uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces para ensaladas o en zumos, con un alto efecto diurético 🌱

Este crece por todas partes en el mundo y por todas partes en Colombia. Todos tuvimos alguna experiencia bien sea con sus flores de color amarillo brillante (que se abren justo para darle la bienvenida a cada nuevo sol) o bien con sus semillas que, una vez listas para germinar el suelo, se disponen en una especie de bola de pequeños pelillos blancos. Sin embargo, a pesar de lo cercanas que nos resultan estas plantas, no tenemos mucha información acerca de sus propiedades y de las formas en las que se puede utilizar para el consumo humano y, gracias a esto, no sabemos de la gran maravilla medicinal de la que nos estamos perdiendo.

BIEN-ESTAR y el Diente de León

El diente de león tiene diversas propiedades medicinales. Con la intención de consumirlo uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces o rizomas. Las hojas del diente de león son comúnmente consumidas en ensaladas o en zumos, estas tienen un alto efecto diurético a la vez que aportan una muy buena cantidad de potasio para compensar este efecto; en ellas  también podemos encontrar otros minerales como el calcio, el magnesio, el manganeso y vitaminas como la B (que ayuda a formar glóbulos rojos y, por ende, es un buen complemento para las personas vegetarianas) y la C (que favorece la piel, entre otras cosas). Hay quienes afirman que las hojas del diente de león tienden a aportar muchos más minerales y proteínas que las de la espinaca. Para obtener la mejor calidad en sus hojas, se recomienda recolectarlas antes de que salgan las flores, lo que evita que adquieran ese sabor amargo tan característico del diente de león.

El DIENTE DE LEÓN tiene diversas propiedades medicinales, uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces para ensaladas o en zumos, con un alto efecto diurético 🌱
Por otro lado, sus raíces actúan como «una de las hierbas desintoxicantes más eficaces» (Chevallier, 1996 p.140), ya que «trabajan principalmente en el hígado y en la vesícula para suprimir productos de desecho (…) favorecen la eliminación constante de toxinas debidas a infección o a contaminación» y «tiene importantes ventajas terapéuticas para muchas dolencias, entre ellas, estreñimiento, problemas dermatológicos como el acné, el eczema y la soriasis, y afecciones artríticas como la osteo-artritis y la gota» (Ibidem).

También se le atribuyen propiedades tónicas, astringentes, adelgazantes, digestivas y se dice que ayuda a eliminar los cálculos que se generan en diferentes órganos de nuestro cuerpo, así como el cansancio físico o las manchas en la córnea ocular. No obstante, por lo que más se lo reconoce es por sus propiedades hepáticas, diuréticas, prebióticas (favorece la reproducción de bacterias en nuestro colon) y digestivas. Como podemos evidenciar, lo que tenemos en nuestros campos, más que un juego para niños o una bella flor, es un diamante en bruto que puede ayudarnos a aliviar muchas de nuestras dolencias y, de esta manera, que nos puede permitir disfrutar de una vida sana.

Preparaciones y recomendaciones con el diente de león

Es importante, para empezar a darle la importancia que se merece al Diente de León, que conozcamos algunas de sus más comunes preparaciones con la intención de introducirlo a nuestra dieta diaria y para poder aprovechar todos sus beneficios. Esta hierba podemos consumirla en ensaladas, en zumos, en cocimientos (hirviendo la raíz) y también se puede utilizar como un excelente sustituto para el café. Sin embargo, es importante tener presente que aquellas personas que tengan problemas biliares deben evitar esta hierba. 

Algunas de esas preparaciones son:

Ensalada tónica:

Ingredientes:
-     Hojas frescas de diente de león.
-     Pétalos de caléndula.
-     Flores de borraja.

Preparación:
-     Lavar muy bien todos los ingredientes.
-     Cortar rústicamente —con las manos— hasta obtener el tamaño deseado.
-     Mezclar y servir.
-     (Se le puede agregar un poco de aceite de aguacate como aderezo).

Zumo de hojas de diente de león, naranja, banano y avena: 

Ingredientes:
-     Tres naranjas maduras.
-     Un banano.
-     Cuatro cucharadas de avena en hojuelas.
-     6 Hojas de diente de león.

Preparación:
-     Lavar muy bien las hojas y las naranjas.
-     Exprimir el zumo de las naranjas.
-     Agregar el zumo, y los demás ingredientes a la licuadora.
-     Licuar hasta obtener una textura cremosa.
-     Beber, preferiblemente en ayunas.

Cocimiento depurativo de raíz de diente de león:

El DIENTE DE LEÓN tiene diversas propiedades medicinales, uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces para ensaladas o en zumos, con un alto efecto diurético 🌱
Ingredientes:
-     Una taza de agua.
-     Una raíz de diente de león: más o menos de 1.5 cm de diámetro y de 4 cm de largo.
-     Medio limón.
-     Una cucharadita de miel.

Preparación:
-     Poner a hervir el agua.
-     Cortar la raíz en trocitos pequeños.
-     Una vez esté hirviendo agregar la raíz.
-     Dejar hervir por 5 minutos.
-     Agregar el zumo de medio limón y la cucharadita de miel.
-     Beber recién hecho.

El café de diente de león tiene un proceso más complejo, por lo que se le recomienda al lector que se informe un poco mejor antes de prepararlo.

Finalmente, es importante comenzar a ver lo propio, lo que nos es natural y cotidiano, con los ojos del niño que los budistas propusieron como la mirada más apropiada para entender el mundo: los ojos de la exploración y de la creatividad. De esta manera, podremos volver a reconocer las plantas sagradas que adornan nuestros campos y ponerlas al servicio de un estilo de vida más saludable. Una alimentación sana es una de las partes más importantes del BIEN-ESTAR, es un excelente paso en el camino del auto-rreconocimiento y de la vida consciente que nos propone el yoga. 

¡Así que arriesguémonos con la naturaleza y hagamos que nuestras comidas diarias participen de las maravillosas propiedades que el Diente de León nos puede ofrecer!


Pregunta por nuestros cursos de Cocina saludable  en la linea de WhatsApp 👉 CLICK AQUÍ 


El DIENTE DE LEÓN tiene diversas propiedades medicinales, uno puede servirse de sus hojas y de sus raíces para ensaladas o en zumos, con un alto efecto diurético 🌱


TRABAJOS CITADOS

*  Chevallier, Andrew. (1996). Enciclopedia de plantas medicinales. Guía práctica de consulta con más de 550 hierbas clave y sus usos medicinales. Londres: Dorlin Kindersley.
*  Fernández-Pola, J. (2001) Cultivo de plantas medicinales, aromáticas y condimentos. Barcelona: Ediciones omega.
*  Moreiro López, Pedro. (2016). Manual práctico de fitoterapia. Descripción de las plantas medicinales y preparación de remedios naturales. Recuperado de plantasmedicinales.net
*  Poleti, Aldo. (). Plantas y Flores Medicinales I. Barcelona: Parramón Ediciones.
Caballero Roque, Adriana. (2013). Hojas Verdes: Alimentos Saludables. Opciones prácticas para su consumo. Chiapas: Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.
Diente de León: El diamante en bruto de nuestros campos. Recomendaciones para saber cómo usarlo

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *