¡Yoga para aliviar el dolor de la ciática!

practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

El nervio ciático, que parte de la parte inferior de la espalda y llega hasta el pie, puede causar dolores agudos cuando una de sus cinco raíces está comprimida a la altura de las lumbares. En este caso, el dolor es fulgurante y especialmente incapacitante. En caso de crisis, es difícil moverse, incluso encontrar una postura no cómoda, sino tan solo soportable.

Sin embargo, ¡el secreto para aliviar la ciática es la actividad!

Es esencial continuar andando, por ejemplo, y practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

Entre ellas, encontramos sobre todo los ejercicios que permiten estirar y relajar la espalda o trabajar los músculos de las piernas.

Es importante hacerlos con suavidad, sin forzar. La torsión sentada puede ofrecer también un auténtico alivio del dolor al reducir la presión sobre el nervio. Si sufres regularmente de ciática, también se aconseja practicar yoga de manera preventiva. Reforzarás los músculos y eso limitará que se produzcan nuevas crisis.

Algunas posturas de yoga que te seguro ayudaran con el dolor ciático son:

Supta Padangusthasana 
practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

Acostado sobre tu espalda, coloca un cinto o banda elástica alrededor del arco de tu pie derecho y a continuación estira la pierna hacia arriba.

Mantén los dedos de los pies flexionados hacia ti y los glúteos firmemente en el suelo. Manten la pierna recta lo más posible, teniendo en cuenta tus propios limites, la flexibilidad irá mejorando con el tiempo.

Cuando bajes la pierna, dobla primero la rodilla, llévala hasta tu pecho y estírala sobre el suelo. Repite el proceso con la pierna izquierda. Mantén esta por postura mínimo 30 segundos con cada pierna.

Ardha Matsyendrasana
practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas. A continuación, dobla la pierna derecha y llévala sobre la izquierda. Ahora flexiona la pierna que quedaba estirada de manera que el talón se encuentre con las nalgas.

Ahora puedes comenzar a girar lentamente tu cuerpo en dirección a la pierna que colocaste por encima, es decir, deberás girar el torso hacia la derecha en este caso. Sostén la pierna que quedó por encima para mejorar el estiramiento e intenta mantener la espalda recta. Repite el proceso con la pierna izquierda. Mantén esta por postura mínimo 30 segundos con cada pierna.

Apanasana
practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

Acostado sobre tu espalda, lleva tus rodillas hasta el pecho. Intenta apretar las piernas flexionadas contra tu pecho tanto como puedas.

Mantén la posición por lo menos 30 segundos. Asegúrate de que tus hombros estén planos sobre el suelo.

Jathara Parivartanasana
practicar actividades cotidianas con suavidad para reducir la presión. Si en los peores momentos de la crisis, a veces es imposible moverse, en cuanto que el dolor comienza a calmarse, adoptar determinadas posturas de yoga alivia la ciática.

Acostado sobre tu espalda, flexiona tu pierna derecha y llévala sobre la izquierda a la vez que intentas mantener la espalda completamente contra el suelo. Con la ayuda de la mano, intenta que la rodilla flexionada toca el suelo para optimizar el estiramiento. Repite el proceso con la pierna izquierda. Mantén esta por postura mínimo 30 segundos con cada pierna.
¡Yoga para aliviar el dolor de la ciática!

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *