Posturas para combatir el estrés y encontrar la serenidad.

El estrés en sí mismo es un proceso natural físico y fisiológico esencial para la supervivencia, pero cuando se vuelve crónico puede contribuir significativamente al malestar

“El estrés está causado por estar aquí, pero queriendo estar allá”
Eckhart Tolle

¿Por qué cuidarnos del estrés?


El estrés en sí mismo es un proceso natural físico y fisiológico esencial para la supervivencia, pero cuando se vuelve crónico puede contribuir significativamente al malestar, al debilitamiento del sistema inmunológico y a la aparición de diferentes trastornos y enfermedades, en respuesta a los factores que provocan el estrés, el cuerpo desarrolla un mecanismo reflejo que altera de forma significativa el equilibrio del cuerpo. 

El estrés nos puede afectar en cualquier momento, por cualquier motivo creando tensiones físicas y malestar. Si eso se prolonga demasiado puede tener consecuencias más graves en nuestra salud. Por eso es importante incorporar en tu día a día rutinas, rituales y hábitos para gestionar y reducir el estrés.

Estrés laboral


Uno de los tipos más comunes es el estrés laboral que se manifiesta específicamente en el ámbito del trabajo, el cual puede ser positivo o negativo, cuando hablamos de estrés positivo hace referencia a momentos específicos que son necesarios para dar un mejor rendimiento en las actividades laborales, como por ejemplo, el primer día de trabajo o cuando realizas una actividad importante como reuniones y entregas de informes; y el negativo es cuando no te adaptas a esos momentos específicos y por el contrario puede prolongarse alrededor de un mes o más, donde las personas empiezan a tener cargas más fuertes y generar las patologías mencionadas anteriormente. Por esta razón te recomendados algunos tips para erradicar este estrés negativo.


El yoga y su efecto en aliviar el estrés

El yoga es una práctica integral que combina el cuerpo y la mente, ayudándonos a conectarnos con nosotros mismos y lo que nos rodea, ayuda a disminuir el estrés, la depresión y la ansiedad, también puede mejorar tu estado de ánimo y tu sensación de bienestar general, practicar yoga genera mejor equilibrio, flexibilidad, amplitud de movimiento, fuerza y ayuda a prevenir las enfermedades crónicas no transmisibles, como obesidad, Alzheimer, enfermedades cardíacas, diabetes, depresión, problemas gastrointestinales, asma y problemas sexuales. 

Consejos para reducir el estrés: 


  • La respiración es fundamental para reducir el estrés, empieza con unas respiraciones abdominales donde visualices que tu abdomen se contrae y se relaja, luego puedes continuar con una respiración diafragmática visualiza como el aire asciende hacia el centro de tu tronco. enfócate en la exhalación y observa cómo poco a poco puedes mejorar esta condición con el simple hecho de tomar consciencia de la respiración.
  • Encuentra un lugar tranquilo y libre de ruido en donde te sientas bien, para que puedas practicar una meditación en donde encontrarás tu mente en estar presente, enfocándose en un solo punto, vas a escuchar, observar y sentir tu respiración. Practica esto por lo menos 5 minutos cada día y empezarás a notar la diferencia.
  • El yoga tiene muchos estilos, formas e intensidades. El hatha yoga, en especial, puede ser una buena opción para controlar el estrés. El hatha es uno de los estilos de yoga más comunes, especial para los principiantes por su ritmo más lento y movimientos más sencillos.

Algunas posturas de yoga para reducir el estrés:

Padangusthasana

Preparación
  • Empieza en una postura de pie con las piernas al ancho de sus caderas. 
  • Inhale y eleve los brazos al cielo sintiendo como su espalda se alarga. 
  • Durante la exhalación lleve el tronco hacia adelante, asegúrese que las piernas estén activas. 
  • Continúe con el alargamiento del tronco y lleve sus manos a los dedos gordos de los pies o a los lados para que usted sienta un apoyo. si desea profundizar un poco más puede flexionar los codos para que su espalda se alargue cada vez más. 
  • Deje caer su cabeza y disfrute de la postura entre 3 a 5 respiraciones. 
  • Puede repetir esta postura unas 2 o tres veces más sintiendo como su cabeza se inclina hacia la tierra. 
Beneficios
  • Es relajante y ayuda a calmar la ansiedad.
  • Favorece la buena circulación de la sangre.
  • Aporta fuerza, firmeza, equilibrio, calma y tranquilidad.
  • Oxigena el cerebro.
  • Renueva el cuerpo y la mente, eliminando tensiones y achaques.
  • Es una postura terapéutica.

Prasarita Padottanasana

Preparación:
  • Desde una postura de pie abra sus piernas al doble de sus caderas. lleve sus manos a la cintura e inhale.
  • En la exhalación incline su espalda hacia adelante llevado sus manos justo debajo de sus hombros con los codos extendidos.
  • Mire al frente y sienta sus piernas que deben estar firmes. (Puede quedarse en esta postura)
  • Si quiere profundizar un poco más flexione sus codos y lleve sus manos a la línea de sus pies pero con el mismo ancho de sus hombres.
  • Trate de mantener el equilibrio y lleve el peso de sus cuerpo hacia adelante.
  • Mantenga la postura entre 3 y 5 respiraciones.
  • Lleve su conciencia a la respiración, la musculatura de sus piernas y la activación de su energía.
Beneficios
  • Mejora el riego sanguíneo en el cerebro, descongestiona los órganos abdominales y favorece su funcionamiento óptimo.
  • Alivia el dolor de cabeza y el estrés.
  • Es muy relajante, activa el sistema nervioso parasimpático y por tanto reduce la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

Supta Baddha konasana

Preparación
  • Siéntese en una postura cómoda con las piernas cruzadas.
  • Suavemente lleve su talón derecho hacia su ingle y lo mismo con el izquierdo y así una sus plantas de los pies, aquí puede entrelazar sus manos y alargar su espalda abriendo el pecho.
  • Suelte sus manos y llevelas a los lados, poco a poco lleve su espalda hacia el piso para acostarse.
  • Separa las manos de su cuerpo, cierre sus ojos y relaja todo su cuerpo.
  • Se puede quedar entre 5 a 10 respiración disfrutando de la postura.
Beneficios
  • Estimula la circulación, reduce la frecuencia cardíaca, es una excelente postura de relajación.
  • Ayuda a aliviar los dolores menstruales y trastornos digestivos.
  • Relaja la mente y el sistema nervioso central.

Balasana

Preparación
  • Apoya las manos, las rodillas y los pies en la colchoneta de forma que quedes en 6 apoyos o en postura de Gato.
  • Una las rodillas y lleve tu pelvis hacia atrás para sentarte en los talones pero primero debes sacar el las pantorrillas.
  • Inhale, lleve tus manos al cielo de modo que alargues tu espalda.
  • Exhale, lleve tus brazos y troncos hacia adelante apoyando la frente en la colchoneta y sus brazos pueden quedar al frente o puede llevarlos hacia los lados del cuerpo con las palmas hacia arriba.
  • Suelte completamente su cuerpo y permanezca en la postura por lo menos 10 respiraciones.
Beneficios
  • Es una postura realmente relajante y rejuvenecedora que desarrolla una gran sensación de bienestar mental, físico y emocional. La práctica de la postura del niño de manera regular es una excelente manera de encontrar la base, la introspección y el descanso. Una postura de yoga altamente efectiva con muchos beneficios para el cuerpo, la mente y el alma.
  • Ayuda a combatir el insomnio.
  • Mejora la circulación de la sangre.
  • Energiza el cuerpo.

Viparita Karani

Preparación.
  • Esta postura la puede realizar apoyando los pies en una pared.
  • Siéntese en la colchoneta de Yoga con las piernas extendidas.
  • Lleve sus manos a los lados, disponiendo su espalda en el suelo.
  • Flexione sus rodillas y asegúrese de que no haya ningún espacio entre la espalda y la colchoneta en especial en la zona baja de su espalda o las lumbares.
  • Eleve las piernas al suelo y proyecte las plantas de los pies activandolos.
  • lleve sus manos al lado de su cuerpo con las palmas de las manos al cielo.
  • Cierre sus ojos y disfrute de la postura alrededor de 10 a 20 respiraciones.
Beneficios
  • Es una postura restauradora que aporta vitalidad, equilibrio mental y estabilidad emocional.
  • Excelente para quienes sufren de insomnio, migrañas o dolores de cabeza crónicos.
  • Ayuda a controlar la ansiedad y el estrés.
  • Aplaca los dolores menstruales y el síndrome premenstrual.
  • Ayuda a combatir los síntomas de la menopausia.
  • Mejora numerosas condiciones respiratorias.
  • Descomprime tobillos y piernas, generando un efecto de drenaje linfático.
  • Activa la glándula pituitaria, fortaleciendo así el sistema nervioso y las emociones.


!Animate a practicarlas y comparte tu experiencia con nosotros! 



Posturas para combatir el estrés y encontrar la serenidad.

No hay comentarios

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *